¿Reconoces los ingredientes dañinos al leer las etiquetas?

 

Para ser natural, hay que hablar con la verdad y eso es lo que venimos a hacer en este blog. La búsqueda de lo natural nos lleva por el camino de evitarte la angustia de leer ingredientes que parecen proceder de
una lengua alienígena a cosas como “avena sin gluten en polvo”, “fruto del monje”, “maní molido”.


Sabemos que puede llegar a ser difícil encontrar alimentos saludables y sin tanto proceso… ¡Porque están literalmente hasta en la sopa! (Lo descubrirás más adelante en esta nota). Por eso, aquí te damos
un pequeño recopilatorio de 5 ingredientes para decir “thank you, next” presentes en los productos de tu lista de compras.


Glutamato monosódico (MSG)
También, lo puedes encontrar como aditivo E-621, ajinomoto o sal china. Es un potenciador del sabor presente en casi todos los alimentos procesados, congelados, snacks, sopas de sobre, cubitos de caldo, quesos, etc. Entre sus consecuencias, por un consumo excesivo, están:
migrañas, sudoración, náuseas, enrojecimiento, presión, entumecimiento, hormigueo o ardor en la cara, palpitaciones, debilidad.


Butilhidroxianisol (BHA) - E320
Lo encuentras como ingrediente en mantequilla, cerveza, carnes, cereales, salsas, galletas, chicle, y muchos otros. Se usa como conservante de grasas. No se recomienda que lo consuman niños o mujeres embarazadas. Puede provocar hiperactividad, asma, urticaria,
insomnio, aumento del colesterol en la sangre.


Tartrazina
Es un colorante sintético que aporta un color “limón” a los productos. Lo ves presente en gaseosas, cereales, golosinas, helados, sopas instantáneas, conservas vegetales, helados, galletas, mostaza, y la lista sigue. Como efectos secundarios, están las reacciones alérgicas,  migrañas, hiperactividad en niños, depresión, visión borrosa.


Azorrubina (E-122)
En las etiquetas, aparece también como carmoisina, colorante de fresa o rojo 5. Se usa para darle colores rosados, rojos, morados o marrones a los caramelos, helados, mermeladas, yogures, salsas, frutas enlatadas, salchichas, gaseosas, jugos, etc. Las más comunes de sus consecuencias negativas son erupciones cutáneas, alergias, intoxicación e hiperactividad en niños.


Maltodextrina
Se procesa a partir de maíz, papa, arroz o trigo. Se usa como espesante, estabilizante o sustituto del azúcar. Lo encuentras es pastas, arroz, cereales, aderezos, sopas instantáneas, comidas congeladas, etc. Su alto consumo puede producir un aumento de peso, riesgo de colesterol alto, diabetes o alergias.

¡Terminamos! Pero no te asustes, el mundo de los alimentos no es del todo malo. Existen empresas conscientes y responsables con la salud de los consumidores. Y como te lo dijimos arriba, te hablamos con la mayor naturalidad, date una vuelta por nuestra tienda y lo comprobarás con nuestros ingredientes.


Deixe um comentário

Observe que os comentários precisam ser aprovados antes de serem publicados